Dr. Adrian Wilson, University of Leeds, Vie 20 Nov. 2020, 11:00 hrs. (https://horaoficial.cl) “La Gran Instauración del siglo XVIII” [Sesión extraordinaria dictada en inglés] “The great instauration of the eighteenth century.”

Inscripción con José Soto: jose.sotovejar@gmail.com

Vie 20 Nov. 2020, 11:00 hrs. (https://horaoficial.cl)

Botella de Leyden, dibujo de 1913.

La Gran Instauración del siglo XVIII

Dr. Adrian Wilson, University of Leeds.

Resumen: ¿Cuándo (y cómo) surgió la ciencia moderna? ¿En el siglo XVII, con la “Revolución Científica” (astronomía, física, experimentación, Newton)? ¿O en los inicios del siglo XIX, con el “fin de la filosofía natural” y la “invención de la ciencia” (especialización, institucionalización, secularización)? Entre estas dos respuestas a la cuestión ha existido un impasse desde mediados de la década de 1990, un impasse que no muestra signos de ser resuelto. Aunque en una cosa acuerdan las dos posiciones: los desarrollos del siglo XVIII no juegan una parte significativa en este proceso. Esto parece extraño, ya que todas las personas conocen que el siglo XVIII atestiguó la creación ex nihilo de importantes nuevas ciencias (electricidad, calor, geología, meteorología) y la transformación radical de las antiguas (química, matemáticas, historia natural); aunque tal es el consenso tácito que, podría suponerse, mantiene el impasse en su lugar. Argumentaré que ambas visiones están en lo correcto y ambas están equivocadas. Entre ellas, ambas están en lo correcto en relación al siglo XVII y a los inicios del siglo XIX como contribuciones esenciales a la creación de la ciencia moderna. Equivocadas, cada una, en eludir la contribución de la otra perspectiva a este proceso. Y, sobre todo, equivocadas ambas de ellas en desestimar cualquier consideración al siglo XVIII. Por lo cual, sostendré que: la ciencia moderna fue hecha surgir mediante no una, ni dos, sino tres transformaciones, las que tomaron lugar en los siglos XVII, XVIII y XIX; que cada una de estas fue una parte distintiva e indispensable del proceso; y que la transformación del siglo XVIII -la que defenderé para su mejor denominación como la Gran Instauración- se construyó a partir de aquella ocurrida en el siglo XVII y, de la misma manera, se convirtió en el fundamento de aquella ocurrida en el siglo XIX.

The great instauration of the eighteenth century

Summary: When (and how) did modern science come into being? In the seventeenth century, with the “Scientific Revolution” (astronomy, physics, experiment, Newton)? Or in the early nineteenth century, with the “end of natural philosophy” and the “invention of science” (specialization, institutionalization, secularization)? Between these two answers to the question there has now been an impasse since the mid-1990s, an impasse which shows no sign of being resolved. Yet on one thing the two positions agree: eighteenth-century developments played no significant part in the process. That seems strange, given that everyone knows that the eighteenth century witnessed the creation ex nihilo of important new sciences (electricity, heat, geology, meteorology) and the radical transformation of old ones (chemistry, mathematics, natural history); yet such is the hidden consensus which, it might be suspected, fixes the impasse in place. I shall argue that both of those views are right, and that both are wrong. Right, between them, to regard boththe seventeenth century and the early nineteenth century as contributing in essential ways to the creation of modern science. Wrong, each of them, in eliding the contribution of the other to that process. And above all wrong, both of them, in dismissing the eighteenth century from consideration. For what I shall claim is that modern science was brought into being by not one, not two, but three transformations, taking place in the seventeenth, eighteenth and nineteenth centuries; that each of these was a distinctive and indispensable part of the process; and that the eighteenth-century transformation – which I shall further argue is best termed the Great Instauration – built upon that of the seventeenth century and, by the same token, became the foundation for that of the nineteenth.

Biografía en la página web de University of Leeds: https://ahc.leeds.ac.uk/philosophy/staff/158/adrian-wilson

HxB: 57 x 44 cm; Pastell auf Papier; Inv. 276

Portrait of Leonhard Euler.

Fuente de las imágenes:

Euler: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Leonhard_Euler.jpg

Leydenjar: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Leydenjar.png

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s