Sesión mensual. Vie 4 de Septiembre 2020. Mercedes Prieto, Profesora Emérita, FLACSO Ecuador: “Vivienda indígena a mediados del s. XX en los Andes: un objeto disputado del conocer y de la civilización del padre”. 16:00 hrs Chile.

Vivienda indígena a mediados del s. XX en los Andes: un objeto disputado del conocer y de la civilización del padre

Mercedes Prieto. Profesora Emérita, FLACSO Ecuador

Resumen

Este capítulo explora la disputada vida social de las viviendas como un objeto que indexa aspectos culturales y otorga acceso al conocimiento e intervención de la vida social de las familias y mujeres indígenas. Hacia la segunda mitad del s. XX, en el marco del Programa Indigenista Andino (PIA), se observan procesos de “autoconstrucción” de viviendas mejoradas en comunidades  andinas. Médicos, antropólogos, trabajadoras sociales y arquitectos caracterizan a las viviendas indígenas como inadecuadas para la salud y la vida de la población en tanto carecen de espacios segregados para progenitores, prole y animales y para las funciones de cocina, alimentación, sexo, descanso y depósito. Asimismo, a esta vivienda se la considera impropia por su tamaño, ventilación y luminosidad. Las renovadas viviendas auspiciadas por el PIA buscaron transformar estos diversos problemas a través de modificaciones de los materiales, de los procesos de construcción, de la distribución espacial y, en especial,  de las prácticas de convivencia. Argumentamos que estas renovaciones se despliegan como objetos que pretendieron civilizar a las familias y domesticar a las mujeres y con ello ejercer una nueva política del gobierno de los padres. La intervención se despliega a través de varios movimientos simultáneos: la trasformación de la vivienda en un archivo de información social; su traslado a un plano manipulable para la acción; y, una hipótesis no pronunciada sobre cambios en la convivencia familiar. De forma subrepticia se asume que la modificación de la vivienda propiciaría nuevas formas de convivencia familiar, en la cual destaca un empuje a las mujeres hacia labores domésticas y de formación de las nuevas generaciones, mientras se establece un padre de familia proveedor. Paradojalmente, en comunidades quichuas de la sierra central del Ecuador, estas estructuras habitacionales humanas trasmutaron hacia corrales de animales y fueron objetos de readecuaciones cuestionando su capacidad para reordenar las sociabilidades y jerarquías de género. La interpretación de los objetos, por parte de los practicantes del PIA, confeccionó una hipótesis espuria sobre la vivienda indígena y omitió que para hombres y mujeres su vivienda era un espacio de trabajo, cocina, alimentación y reparación de los cuerpos y no el escenario privilegiado de una vida familiar tipo burguesa ni del consecuente gobierno de los padres.

Para solicitar acceso escribir a Carlos Sanhueza: carlos.sanhueza@uchile.cl

Imágenes: archivo personal de Mercedes Prieto.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s